La Chincheta: Punto limpio

Volvemos al trabajo con más fuerza que nunca después de tomar aire estas vacaciones y seguimos señalando, sin miedo, el abandono que sufre nuestra localidad. Hoy les traemos las fotos realizadas esta mañana en el “Punto limpio”, por llamarlo de algún modo. La desidia como seña de identidad de este equipo de gobierno, una vez más. Ninguna persona encargada del mantenimiento del lugar y por lo que podemos observar, ni el alcalde, ni los concejales del PSOE preocupados por ello. 

Los puntos limpios están preparados para recibir los residuos generados por particulares en sus domicilios y lugares de trabajo y, por lo general, no admiten residuos de origen industrial o comercial. Con ello se contribuye a la sostenibilidad ambiental, concepto que, por lo que parece, queda muy lejos de la responsabilidad y del bagaje de nuestros gobernantes.

Anuncios

Huele a verano

Por Nicolás-Ángel Jiménez Descalzo

verano-2017Ya están aquí las calores, con ellas las sombras cobran protagonismo, son como pequeños oasis en una tierra desteñida por una caliente e intensa luz, donde los sudores del cuerpo pueden encontrar un pequeño y fresco respiro.

Ya están aquí las calores, con ellas los frutos madurarán y la cosecha se llevará a cabo, dejando los campos desnudos.

Ya están aquí las calores, con ellas un ciclo vital que dará sustento a los animales y a los hombres.

Ya están aquí las calores, el verano las trae con fuerza y firmeza, vestidas de majestad. Continuar leyendo “Huele a verano”

La segadora

Las espigadoras de François Millet
Las espigadoras (François Millet)

Por Paco García Martínez 

El bancal era grande, el sol seguía quemando. Ella estaba lejos, pero no tan lejos para no oír el llanto, el quebranto de su hijo.

Pero el amo la había advertido: “Si quieres segar, no puedes dedicar tanto tiempo al crío.”

Ella estaba lejos, pero no tan lejos paro no percibir que había cesado el llanto, el quebranto de su hijo.
Y entonces vino su llanto. “¡No, dios mío por favor, otro hijo muerto en el ribazo no. Dios mío!” Continuar leyendo “La segadora”

Hacia la huelga general

Por Iván Pardo,

Las calles comienzan a llenarse de nuevo. Aires de lucha obrera impregnan un ambiente que sigue cargado de indignación contra el estado actual de las cosas. El cansancio de oír en la radio que estamos saliendo de la crisis mientras el paro apenas baja y, si lo hace, es debido a puestos de trabajo precarios que rozan la esclavitud.

 El pasado día 27 de mayo se reunieron en Madrid colectivos de obreras y obreros de todos los rincones de España defendiendo lo que es obvio: pan, trabajo, techo e igualdad.

La manifestación estuvo impregnada de voces contra la opresión de un Estado y un gobierno que exprimen a quien lo está dando todo por salir del atolladero en el que nos ha metido una clase política vendida al capital. En esta vuelta a la toma de la calle se daban la mano, una vez más, la lucha feminista y la lucha obrera, dos gritos que van de la mano, uniendo fuerzas para conseguir lo más elemental: igualdad y dignidad.

No solamente esta manifestación ha sido protagonista de lucha obrera, de choques entre la patronal y el colectivo trabajador. Algunos grupos de obreros y obreras han aparecido en los informativos, han abierto portadas y han sido objeto de debate. Han vuelto a tergiversar la realidad sacando a relucir la etiqueta “privilegios” cuando quieren decir “derechos” porque no se dejan aplastar por la privatización del mercado. Porque defienden su posición. No han aparecido en la prensa porque podríamos empatizar con su causa y nos haría replantearnos aquella máxima de la patronal: hacer huelga no sirve de nada. Mientras a esta masa obrera se la desprestigia y se intenta minar su imagen, se lava la de quienes se han lucrado con trabajo esclavo e infantil.

Por hacer una breve enumeración tenemos los siguientes frentes abiertos: Coca-cola, Vodafone, Ferrovial, Telepizza, Fnac, Cuétara. Saben que la lucha es el único camino. Han sido conscientes que el estilo democrático de un país con relejes fascistas no va a echarles una mano y que deben ser ellas y ellos quienes se encarguen de marcar el camino que les saque del infierno de la explotación laboral.

Son ejemplo y son lección de lo que podemos hacer estando juntos y sin fisuras. Nuestras madres y nuestros padres, abuelos y abuelas no se enfrentaron al poder para que nuestra generación fuera derrotada antes de luchar. Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar.

Huele a huelga general. Vamos a conquistar lo que nos pertenece por derecho propio.

Dos verdades

Por Nicolás Ángel Jiménez Descalzo

La esencia de Marx (nacido el 5 de mayo de 1818 y fallecido el 14 de marzo de 1883), está hoy más viva que nunca. Las dos grandes verdades que se han dicho en la historia y que nadie puede rebatir a cerca del capital y de la religión, son dos verdades que están más vigentes que nunca en el mundo en que vivimos. El capital, aunque está en pocas manos, es el que rige la política de todo el planeta, es una lacra criminal, causante de millones de muertes y de todas las guerras que existen, explotan al ser humano y a la naturaleza, todo ello en beneficio de sus intereses, que no es otro que hacerse con el poder y la riqueza de todo este mundo.

En cuanto a la religión, la define como el opio del pueblo, también es una verdad evidente, que nadie puede negar. Ésta se lleva muy bien con el capital, con su hipocresía, mentiras y cuentos le hace un gran favor al capital, lo único que hace es tener a la gente dormida y conforme. Pero sobre todo, acerca de la existencia de Dios y el cielo, reservado para los más pobres, según el mensaje de Jesucristo” es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja que el que un rico entre en el reino de Dios”. Esto lo único que hace es tener a la gente dormida, evitando así un despertar ante la injusticia social que vivimos y cuyos principales causantes son la religión y el capital. Éstas deberían desaparecer, para que la naturaleza y el hombre no sean explotados criminalmente, para así conseguir un mundo más justo y más humano.